martes, 16 de junio de 2009

Excursión a Montegordo


Toda las ideas de organizar un viaje comienza en el segundo trimestre cuando Miguel nos propone organizar un trabajo por nosotros mismo como resultado se realizaría aquel que estuviera mejor, dicho viaje duraría cuatro días y se realizaría en un principio en abril o mayo. Dicho viaje no se realizó porque la gente decía que era muy caro y que pillaba en época de feria, además no se ponían de acuerdo a que sitio ir, por lo tanto se pensó ir a la playa de Montegordo que está situado en Portugal.
Esta excursión consistiría en pasar un día con unos chicos/as portugueses de nuestra edad.
Todo el mundo pensó que era muy buena idea y se decidió hacer, en un principio pero no había pasado ni dos semanas y la gente empezó a rajarse.
Ya que cuando se entregó las autorizaciones éramos muy pocas personas por lo tanto Miguel suspendería la excursión si no se apuntaba más gente.
Ya en verdad estábamos arto porque anteriormente había pasado lo mismo con las anteriores excursiones y para rematar la faena Miguel ya se había puesto en contacto con la profesora portuguesa y ahora le tendría que decir que no.
Al final realizamos el viaje ya que se empezó a animar la gente y conseguimos llenar el microbús.
Miguel siguió programando el viaje con la profesora portuguesa y se acordó que el día 29 de mayo seria encuentro entre portugueses y españoles en la playa que hemos mencionado antes, es decir, Montegordo.
Lo que peor veíamos de este viaje era tantas horas de autobús pero al final a mi por lo menos no me resultaron muy pesadas ya que estuvimos cantando y hablando durante todo el viaje, yo creo que en este viaje estuvimos muy unidos y que no hubo malos rollos ya que no lo pasamos súper bien.
Los días pasaban y se incrementaban los nervios ya que Miguel cada jueves nos decía algo nuevo acerca el viaje.
En un principio Miguel nos dijo que teníamos que preparar tres recetas de comidas, que creyéramos más conveniente para llevar a la playa. Entre esas tres comidas él elegirá una o dos. Miguel en ese tema se preocupó mucho ya que cada semana insistía y preguntaba si había algún problema con respecto las comidas, es decir, si se podría llevar o no.
A mi concretamente me tocó algo normalito con respecto a lo que llevaba mis otros compañeros. En verdad nos estuvimos riendo mucho ya que creíamos que había comida, que fría consideramos que no se podía comer o que se podría echar a perder. A mí me tocó llevar carne en salsa.
Aparte de eso tuvimos que comprar un regalo para nuestros compañeros portugueses, como recuerdo de Medina. A mí me toco dos chicos por lo tanto tuve que hacer dos regalos. En lo que no estaba de acuerdo era que uno de los dos regalos lo pagaba Miguel y a mí me daba igual gastarme cinco euros más o menos porque me da cosa cogerle el dinero a Miguel.
Faltaba una semana para realizar el viaje y con ello se aumentaba los nervios.
Miguel nos estuvo diciendo que aparte de la comida teníamos que llevar o un paquete de patata o fruto secos y además teníamos que llevar bebidas no alcohólicas. Aparte de todo esto cada uno tenía que llevar lo que habitualmente lleva para pasar un día en la playa.
También ese día nos mostro una foto de los compañeros portugueses que nos había tocado.
Para terminar nos dio una bolsa de Medina con mapas, folletos… de Medina Sidonia.
En un principio la salida estaba programada a las 7:30 pero debido a que el autobús venia de Chiclana y no pasaba por Paterna tuvimos que salir una hora antes de lo previsto para así recoger a nuestros compañeros de Paterna.
Llega por fin el día, todos esperando con los bolsos, nerviositos a que llegara los compañeros que faltaban. Al principio yo estaba muerta de sueño pero cuando empezaron a llegar mis amigos se me quito ya que empezamos hablar sobre el viaje y de que como resultaría todo. Salimos un poco tarde debido a la tardanza de algunos compañeros. Tras tres horas de autobús que a mí se me pasaron rápido debido al buen ambiente que había llegamos Montegordo.
Al llegar antes de aparcar el autobús pasamos por el merendero a dónde íbamos a quedado con los portugueses.
Allí estaban ellos ya esperándonos, ya nosotros no parábamos quietos en el autobús, hasta Miguel nos tuvo que mandar a callar. Ya que no parábamos de hablar del aspecto que tenían.
Una vez que llegamos al merendero, el lugar donde se encontraba los portugueses, Miguel e Isabel nos presentaron a nuestro compañero, donde intercambiamos los regalos y nos fuimos con ellos a la playa. Al final echamos poco tiempo hablando con la persona que nos había tocado ya que teníamos todos juntos. En concreto yo con los míos hable poco porque no entendían apenas nada el español aunque yo le hablara despacio el compañero de mi amiga Milagros fue el que se lo traducía al portugués.
Un poco más tarde nos fuimos todos juntos a la playa aunque se formo dos grupos como era de esperar por un lado los portugueses y por otro los españoles.
En cierto modo las chicas nos quedamos en las toallas tanto portuguesas como españolas mientras que los chicos jugaban un partido de futbol cuyo resultado fue 3-3. Nosotras mientras nos pusimos a escuchar a Rocío que cantó una canción que al parecer gusto mucho. A mi parecer que existió un pique ya que cuando Rocío terminó de cantar el chico portugués intento hacerlo mejor. Además intentamos hablar con ellos pero ellos iban a su rollo y lo dejamos por imposible.
Llega la hora de comer en un principio nos sentamos igual que estamos en la playa aunque al final de la comida terminamos hablando con casi todos, nos dimos hasta los MSN para seguir hablando con ellos. Lo que yo voy a resaltar de la comida aparte de que estaba muy bueno todo o casi toda la falta de educación de una chica portuguesa ya que al parecer le daba asco nuestra comida.
Lo que más me gusto de las comidas que habían hecho los portugueses fue unas bolitas de trufas en el que como a mis compañeros le daba vergüenza ir a coger una para cada uno me tuve que levantar yo.
Después de la comida comenzaron los bailes y juegos, al principio todos estábamos muy nervioso ya que no sabíamos cómo iba a resultar todo. Empiezan bailando los portugueses, al parecer es un baile típico de allí. Yo creo que no lo hicieron muy bien porque a mitad del baile se hicieron un lio. Luego cantamos nosotros una sevillana y Rocío canto la canción, que anteriormente canto en la playa.
A continuación jugamos a estirar de la cuerda, la primera vez ganaron ellos pero después ganamos nosotros.
Una vez que recogimos todo tanto las comidas como los bolsos, nos fuimos de nuevo a la playa. Hacía un calor pegajoso aunque yo no me metí en el agua. Aunque me dedique a echarle agua a los demás, hasta que me cogieron y me echaron agua a mí. También nos estuvimos echando fotos y empezamos hacer amistad con los portugueses.
Como era de esperar hicimos amistad con los portugueses casi cuando nos íbamos a marchar.
Una vez que nos despedimos de todos nos montamos al autobús rumbo a Medina.
Durante el viaje de regreso estuvimos preguntándole a Miguel los medios de transporte que podíamos utilizar para volver y así poder quedar con ellos para conocerlos mejor. A nosotros nos gustaría ir a allí este verano, aunque todavía no lo sabemos seguro.
Como estáis viendo este viaje es un pequeño comienzo de una amistad que se puede realizar si seguimos adelante con nuestros planes de volver. Yo considero de que esto es una experiencia nueva que solo hemos vivido nosotros y que mis compañeros de clase no supieron aprovechar al no apuntarse, ya que por un motivo personal o por excusa tonta no quisieron ir, pero vamos yo me lo pase súper bien y no me arrepentiré cosa que ellos al no ir pueden arrepentirse cuando pase un tiempo. Mientras que nosotros nos reiremos cada vez que recordemos el día tan bueno que pasamos.A continuación Os voy a dar información acerca de mis compañeros portugueses que me costó un poco de trabajo conseguir:

Uno de ellos se llamaba David Diogo, tiene 17 años y vive en Faro. Las asignaturas que tiene en el curso son: matemáticas, filosofía, E. Física, portugués, inglés, español e Historia. Los estudios que quiere hacer después de Secundaria es periodismo. Sus aficiones son salir con sus amigos y escuchar muchas entre otras. Los deportes que practican son el futbol y además va al gimnasio. La última película que ha visto es Ángeles y Demonios. La serie de televisión favorita es Perdidos. Y para terminar decir que el lugar más bonito que ha visto es Sevilla.

El otro se llamaba André Guerrero, tiene 17 años y vive en Faro. Las asignaturas que tiene en el curso son: matemáticas, filosofía, E. Física, portugués, inglés, español e Historia. Los estudios que quiere hacer después de Secundaria es abogado. Su afición es el futbol y el deporte que practica es el futbol. La última película que ha visto es Ángeles y demonios. La serie de televisión favorita es Prision Break. Y para terminar decir que el lugar más bonito que ha visto es Argentina.

De estos dos chicos aunque no los he tratado mucho parece que son muy buenos amigos ya que siempre están juntos, además parecían que se aislaban en la playa y parecían poco sociables.

No hay comentarios: